Plataforma Comunicacional de Entre Rios Argentina
Sabado , 19 de Agosto - 04:23 hs.

Colegio de Presidentes

Un 28 de julio de 1849, Urquiza fundó el Colegio Nacional del Uruguay. Es considerado el primer Colegio laico del país. Allí estudiaron tres presidentes argentinos y uno paraguayo. También personalidades de la cultura.

00_colegio_c

Entre 1848 y 1851, el gobernador Justo José de Urquiza estableció la enseñanza primaria gratuita y obligatoria en Entre Ríos, fundó 32 escuelas y organizó las primeras bibliotecas públicas. En 1849 el caudillo entrerriano fundó el Colegio Nacional del Uruguay. Una institución educativa donde concurrieron personalidades que se volvieron bronce en las páginas de nuestra historia.

Por sus aulas pasaron tres presidentes argentinos: Julio Argentino Roca (primer mandatario nacional durante dos períodos: 1880 – 1886 / 1898 – 1904) , Victorino de la Plaza (1914 – 1916) y Arturo Frondizi (1958 – 1962). Y un presidente del Paraguay: Benigno Ferreyra (1906 – 1908).

Además, se formaron futuros gobernadores de varias provincias: Felipe Alfredo Texier (gobernador de Entre Ríos 1952 – 1955), Eduardo Tibiletti  (Gobernador de Entre Ríos entre 1935 y 1939), Santiago Baibiene (gobernador de Corrientes 1869 – 1871), Valentín Vergara (gobernador de Buenos Aires 1926 – 1930), Lucas Córdoba (gobernador de Tucumán en dos períodos 1895 – 1898 / 1901 – 1904), Tiburcio Benegas (gobernador de Mendoza en 3 períodos 1887 – 1889 / 1889 / 1895) y José Benjamín de La Vega (gobernador de La Rioja 1869 – 1871).

00_colegio_d

Asimismo, personajes de la cultura concurrieron al Colegio: Fray Mocho (José Seferino Álvarez), Eduardo Wilde, Onésimo Leguizamón, Antonio Sagarna, Rodolfo Rivarola, Olegario Víctor Andrade, Cayetano Córdoba Iturburu, Martiniano Leguizamón y Carlos Mastronardi, entre otros.

En 1942 fue declarado “Monumento Histórico Nacional”. En 1999 en ocasión de su 150º aniversario, se reformó habilitando el Museo Histórico del Colegio.

Anécdotas hay cientos, pero los alumnos repiten ceremoniosamente dos: hay un farol y los estudiantes evitan pasar debajo de él, porque trae mala suerte. Dicen que el farol (que en los primeros años del Colegio contaba con una vela) chorreaba cera caliente manchando uniformes y quemando cabelleras y que, por esto, todos lo esquivaban.

00_colegio_e

Por último, la otra historia refiere a un ex alumno: Julio A. Roca. El dos veces presidente de la Nación cuenta con un busto de bronce que está emplazado en uno de los pasillos cubiertos cercano a la histórica Biblioteca. Los estudiantes pasan su mano por la nariz de Roca ya que piensan que pasar la mano por allí les dará suerte y les permitirá obtener buenos resultados en los exámenes.